2012
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Languidece el año del regreso de Una breve historia, y aunque no ha sido un año muy prolífico, lo ha sido infinitamente más que los tres anteriores. Si por alguna azarosa e inexplicable casualidad del destino quieres echar la vista atrás, puedes recordar, leer o releer alguna de las historias del 2012
En cualquier caso no quería acabar el año sin dar las merecidas gracias a todos los que habéis pasado por aquí, pero especialmente a ti, sí a ti, fiel, querido y escaso seguidor de este blog. En 2013 habrá más y será mejor, o en fin, ahí quedan las intenciones.
Y como este año parece que las listas han sido bien acogidas en este blog, os dejo el top 5 de las más leídas, cuatro de ellas listas, claro.

perros fumando

objetos en la luna

historias curiosas del maratón

deportes que ya no son olímpicos

lugares que no están donde parece

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
No, ya, ya... si me hago una idea de lo que estas pensando: a este se le ha ido la cabeza. ¿Qué clase de título tan #%$@&... digooo, tan raro es este?
Pues el título responde a lo que vas a ver, ya que mientras el paleóntologo Jack Horner no consiga crear algo similar a un dinosaurio [TED 16:37min], esto es lo más parecido a uno que podemos ver (¡excluyendo a todas las aves, claro!). En fin, que os dejo tres mini historias, gráficamente documentadas, de eso, dinosaurios volando en helicóptero.

Aterrizando en un parque temático de Canadá

dinosaurios siendo transportados en helicoptero

En 2010 se inauguró cerca de Edmonton, Canadá un parque temático de dinosaurios, Jurassic Forest. Las estrellas del parque, como no puede ser de otra manera, eran y siguen siendo dinosaurios robotizados a tamaño real.
En el verano de aquel año, y durante toda una semana, los dinosaurios, literalmente, volaron hasta el parque. Las réplicas habían sido transportados por tierra hasta el límite del recinto, y desde allí tenían que ser repartidos por las 16 hectáreas de su superficie. Dado lo difícil del acceso a sus emplazamientos finales los propietarios optaron por llevarlos en helicóptero. Buena parte de los dinosaurios volaron por encima de la autopista 28A que discurre paralela al recinto dejando atónitos a los que tenían la suerte de ver el espectáculo, especialmente a los niños. [Video + imágenes]

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Como cada martes, entre el 2 y el 8 de Noviembre de cada año bisiesto, los ciudadanos estadounidenses se disponen a votar por sus candidatos a presidente. Permíteme que, antes de continuar, y si es que no lo conoces ya, repasemos de manera fugaz como funciona el sistema de elecciones presidenciales estadounidense.
El presidente de los Estados Unidos se elige en una asamblea formada por 538 electores. Esta cifra es la suma de 100 senadores + 435 congresistas + 3 delegados de Washington D.C. Cada estado contribuye con un bloque de estos delegados (también se les llama compromisarios). El partido más votado en cada estado se lleva todos los electores de ese estado. Excepto en Nebraska y Maine, que utilizan un sistema proporcional, lo que quiere decir que en esos estados puede haber votos para ambos candidatos.

Campaña demócrata en las elecciones de 1972. McGovern cosechó la mayor derrota de la historia por número de votos, que no de electores

Como hay 538 compromisarios en total, un candidato necesita al menos 270 para ser elegido, es decir la mitad más uno. De darse el caso de que ninguno de los candidatos obtenga más de 270 votos electorales, la Duodécima Enmienda a la Constitución entra a regir y el Congreso decide quien será el nuevo presidente. Hasta que se aprobó dicha Enmienda en 1804, el candidato que quedaba en segundo lugar se convertía en el Vicepresidente.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.

La única mujer de la fotografía superior se llama Kathrine Switzer. En 1967 se convirtió en la primera atleta femenina en inscribirse y participar en el Maratón de Boston. Desde la perspectiva actual puede no significar gran cosa pero en aquel instante supuso un desafío a las normas establecidas que impedían su participación en una prueba, en aquel momento, reservada en exclusiva a hombres.

Kathrine logró su objetivo con pasmosa naturalidad. Se preparó físicamente y con tiempo suficiente para correr la prueba, consiguió un formulario, se inscribió como K.V. Switzer, sus verdaderas iniciales, y lo envió a la organización de la carrera. Sin sopechar ni remotamente que se trataba de una mujer, los directores de la prueba recibieron la hoja de inscipción debidamente cumplimentada y la inscribieron de manera oficial.
Y como era de esperar, allí se presentó aquel frío día de abril de 1967 en la 70ª edición del Maratón de Boston para tomar la salida con el resto de corredores. Por suerte para ella no iba a estar sola, la acompañaban su entrenador, Arnie Briggs, y su novio, Tom Miller, que también estaban inscritos en la carrera.
Pero Kathrine estaba a punto de pasar a la historia del deporte no solo por ser una pionera femenina, sino porque cuando uno de los directores, llamado Jock Semple, se dio cuenta  a mitad de la carrera de que una mujer corría en su prueba saltó tras ella para detenerla. Su novio y otros corredores empujaron al juez apartándolo de Kathrine y posibilitaron que continuase la prueba. Las imágenes del incidente ocuparían página en muchos diarios del día siguiente. Después de ese  intento fallido nadie volvió a tratar de frenarla y terminó la carrera con un tiempo de 4 horas y 20 minutos. Y, nada más cruzar la meta, fue descalificada.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
La cantidad de objetos fabricados por el hombre que descansan en la superficie de la Luna es extensa. Hasta cinco agencias espaciales diferentes han dejado algo allí. La siguiente lista contiene diez objetos que, en mejores o peores condiciones, reposan sobre nuestro satélite.


1. Retrato de familia del astronauta Charles Duke



En abril de 1972 los astronautas del Apolo 16 lograron el récord de permanencia sobre la superficie de la Luna hasta ese momento. Charles Duke y John Young hicieron tres salidas durante las casi 72 horas que el módulo lunar estuvo sobre la superficie. Su marca sería superada por tres horas en la siguiente misión Apolo, marca todavía vigente.
Durante una de esas salidas de la misión Duke tuvo tiempo de dejar sobre la superficie una fotografía de su familia protegida por una funda plástica. El reverso de la imagen podía leerse "Esta es la familia del astronauta Duke del planeta Tierra. Alunizada en abril de 1972" acompañado de las firmas de los cuatro componentes de la familia. Duke también dejó sobre la superficie una medalla conmemorativa de la United States Air Force que en 1972 celebraba su 25º aniversario.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
A principios de 1984 el piloto norteamericano Robert Moriarty y su compañero Richard Fenwic se  inscribieron en una carrera aérea que uniría las ciudades de París y Libreville. Moriarty era un piloto con una dilatada experiencia lo que hacía que partiesen como uno de los equipos favoritos a la victoria. Sin embargo la mala suerte se cruzó en su camino y cuando sobrevolaban Portugal un inesperado fallo en el motor de su aeronave les obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Faro. Ya sin posibilidades de victoria decidieron abandonar la competición. Después de reparar el avión, y de vuelta en París mientras disfrutaban de una buena cena, se les ocurrió una idea que les haría famosos.

Avión a través de la torre eiffel 
La mañana del sábado 31 de marzo de 1984 Moriarty presentó un plan para volar desde el parisino aeropuerto de Le Bourget a Shannon, Irlanda. Despegó del aeropuerto de Paris a los mandos de su Beechcraft Bonanza y se dirigió al norte para que el control del tráfico aéreo local no sospechase de sus intenciones. Luego viró su rumbo para dirigirse directamente a la torre Eiffel. Volando bajo y lento se acercó al icono francés. Llegado el momento se alineó con la cara sur de la torre, sobrevoló el kilómetro de longitud de los jardines del Campo de Marte ante la atónita mirada de parisinos y turistas, y atravesó el arco de la torre a escasos metros del suelo.
Previamente Moriarty y Fenwic habían contado sus planes a una agencia gráfica francesa para que tomase fotografías desde el suelo, pero estos fueron más allá y le propusieron llevar un cámara en el aeroplano. A Moriarty y Fenwic les gustó la idea de dejar recogida su hazaña en video y aceptaron.
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
En mayo de este año falleció la periodista y fotógrafa Mary Beith. Tenía 73 años. Probablemente este nombre no te diga nada, sin embargo, en 1975 publicó una foto que pasaría a la historia por su impacto mediático y con la que asestó uno de los primeros golpes a la, por aquel entonces, todopoderosa industria del tabaco. La historia detrás de la historia es un ejemplo clásico del periodismo de investigación: una mezcla de determinación, valentía, buena suerte e incluso cierta dosis de comedia.

Lo que seguro que ya sabes es que durante años el tabaco no solo no se consideraba perjudicial sino que hasta se le atribuían propiedades benignas. Numerosos anuncios reclamaban sus bondades a la hora de hacer la digestión, aclarar la garganta o combatir el estrés. Desde los años 20 hasta bien entrados los 50, las compañías tabaqueras incluso utilizaron la imagen de médicos y profesionales sanitarios sin ningún tipo de remordimiento.

doctores recomendando fumar

“¡La mayoría de los médicos prefiere fumar Camel!”. La campaña, lanzada a mediados de los años 40 por la compañía de RJ Reynolds, aseguraba que “decenas de miles de doctores” de todo el país preferían fumar Camel antes que cualquier otro cigarrillo. “La protección para tu garganta contra la irritación y la tos” aseguraban.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
La historia de los Juegos Olímpicos Modernos cumple 116 años. Durante todo ese tiempo han sucedido cantidad de cosas en el olimpismo, incluyendo los numerosos cambios en las pruebas presentes en el evento deportivo mundial por antonomasia. A continuación os presento algunos deportes olímpicos que se quedaron en el camino


1.Duelo con pistola


Sir Cosmo Duff Gordon (derecha), más tarde superviviente del naufragio del Titanic, con dos compañeros del equipo británico durante los Juegos de Londres de 1908.
 
No era tan impresionante como te lo estás imaginando. En realidad, y a pesar de su nombre, no tenía lugar un verdadero duelo sino que los participantes disparaban a un maniquí vestido con levita sobre el que había impresa una diana. Los disparos se efectuaban a 20 y 30 metros. Fue deporte oficial durante los Juegos de París 1900, los Juegos intercalados de 1906 y en los de Estocolmo 1912. A día de hoy es de los deportes que cuenta con más apoyos para que vuelva a ser olímpico. (Fuente)(Imagen).


No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.

1983

Fotograma del la película Érase una vez en América. Vista del puente de Manhattan desde Washington Street.

Érase una vez en América (Once upon a time in America) es una película que tiene la capacidad de enganchar al espectador, más que por un argumento original o innovador -que también-, por el tratamiento de las imagenes y de las escenas que compone el genial Sergio Leone en la mayoría de sus películas. Para su desgracia (y probablemente para la nuestra) el director tuvo graves problemas con los directivos de Warner que recortaron en más de una hora el film sin informarle, contratando para esta labor al encargado de montaje de Loca academia de policía. Sería la última película del director italiano. En esa época comenzó a padecer graves problemas de corazón de los que finalmente moriría, de forma prematura, a los 60 años. Una verdadera lástima, no hay duda de que nos habría dejado varias joyas más
Sin embargo, y aunque haya dado la impresión por este primer párrafo, no voy a hablar de cine en esta entrada. Os propongo, en cambio, un viaje a través del tiempo de la mano de una de las imágenes más famosas de la película, que además es el alma del cartel publicitario. El fotograma en cuestión, que es el que abre este post, es el de los protagonistas de Érase una vez en América cruzando Washington Street por Water Street con la vista del pilar del Manhattan Bridge de fondo. Así es cómo se veía el puente de Manhattan en 1983, mientras se rodaba la película. Una imagen ya clásica de Nueva York.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
El 6 de mayo de 1937 el colosal dirigible Hindenburg, que había despegado tres días antes de Hamburgo para realizar la primera travesía transatlántica de la temporada, se acercaba a la pista de aterrizaje de Lakehurst, Nueva Jersey. Durante la maniobra de atraque, y sin causa aparente, el inmenso zepelín comenzó a arder y, en cuestión de segundos, el majestuoso aerostato se convertía en una gigantesca bola de fuego que se desplomaba sin control. A la catástrofe sobrevivieron, por insólito que parezca, sesenta y dos de las noventa y siete personas que se hallaban a bordo. El accidente conmocionó a la opinión pública a ambos lados del Atlántico y supuso el fin del tráfico aéreo civil con zepelines.

Dirigible Hindenburg sobre el Empire State. Manhattan
El Hindenburg sobre Manhattan, 1936.

Pero retrocedamos algunos años para conocer la historia de estos colosos, que una vez dominaron los cielos. El primer vuelo de un zepelín se había producido treinta y siete años antes. El 2 de julio de 1900, sobre el Lago Constanza, poco después de que Otto Lilienthal se partiera el alma tratando de pilotar una máquina más pesada que el aire y unos meses antes de que los hermanos Wright hicieran su famoso vuelo (con algo que aún no podríamos denominar avión), despegaba el pionero zepelín LZ-1 (por Luftschiff Zeppelin, es decir, "barco aéreo Zeppelin"). Aunque el experimento con este primer prototipo estuvo repleto de problemas -como es de esperar en cualquier actividad pionera-, pronto le siguirían otras aeronaves. Más de un siglo después desde que Jean Pierre Blanchard agregara un propulsor manual a un globo aerostático -en lo que constituye el primer registro documentado de un vuelo propulsado- el conde Ferdinand von Zeppelin daba el primer paso para su fabricación en serie. Los dirigibles eran el futuro aunque pocos lo tenían tan claro como el conde. Así, en 1909, von Zeppelin creaba la compañía Luftschiffbau Zeppelin GmbH (más recordada como Luft Zeppelin) y sentaba las bases de un lucrativo negocio. La edad de oro de los zepelines acababa de comenzar.

no image
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Hoy, que ya casi es fin de semana, os dejo un post sin mucha historia. Se trata de varios actores y actrices de Hollywood antes de convertirse en estrellas, en su debut en la gran pantalla.



Starring (in order of appearance)
Jack Nicholson, Johnny Depp, Nicolas Cage, Anthony Edwards, Eric Stoltz, Woody Harrelson, Wesley Snipes, John Krasinski, Zach Braff, Jon Hamm, Ted Danson, Whoopi Goldberg, Mark Wahlberg, Madonna, Matthew McConaughey, Renee Zellweger, Jack Black, Jamie Lee Curtis, Michelle Pfeiffer, Robert Duvall, Rob Lowe, Shirley MacLaine, Sylvester Stallone, Emma Thompson, Sharon Stone, Luke Wilson, Owen Wilson, Richard Pryor, Jonah Hill, Matt Damon, Halle Berry, Robert DeNiro, Woody Allen, Tom Selleck, Eddie Murphy, Kevin Bacon.

(vía Devour)
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Fotografía tomada por Stuart Franklin [Fuente]

Era la tarde del 5 de junio de 1989 cuando se captó la imagen que daría la vuelta al mundo, sin pasar por China. Un hombre, solo, impávido, hacía frente a una columna de blindados del Ejército Popular de Liberación en la pequinesa avenida Chang'An Dà Jie (Gran Avenida de la Paz Eterna, paradojas de la historia). En una conmovedora protesta individual, horas después de que cientos de jóvenes murieran bajo las cadenas y los proyectiles de esos mismos acorazados, un desconocido, cargado con dos bolsas de la compra, les desafiaba.


La imagen fue captada al mismo tiempo por cuatro fotógrafos desde los balcones del Hotel Beijing, junto a la plaza de Tiananmen: Arthur Tsang Hin Wah para la Agencia Reuters, los estadounidenses Jeff Widener, para Associated Press y Charlie Cole, para la revista Newsweek, y el británico Stuart Franklin, de Magnum, para la revista Time.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
La mañana del 7 de agosto de 1974 pudo contemplarse en Nueva York un espectáculo memorable. Una escena jamás vista, tan inesperada como bella, y que nunca sería olvidada por los afortunados neoyorquinos que aquel gris día la pudieron presenciar.


Durante la noche anterior, un joven francés llamado Philippe Petit, ayudado por algunos amigos y colaboradores, había tendido un cable de acero entre las dos torres del recién nacido World Trade Center. Para ello habían tenido que burlar la seguridad de los rascacielos, algo que no era especialmente difícil. Petit ya lo había logrado antes en varias ocasiones, haciéndose pasar en todas ellas como trabajador de la construcción de unas torres que en aquel momento no estaban completamente terminadas. Durante meses había estado visitando ambas azoteas con objeto de estudiar cada detalle de su plan. Un plan que llevaba madurando años. Iba a realizar un número que dejaría estupefactos a todos y no quería, ni podía, dejar margen a la improvisación.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.

1. William Winram entre tiburones


A veinte metros bajo la superficie del Océano Índico William Winram interactúa con un tiburón tigre, [imagen superior]. Winram, campeón de buceo a pulmón, se ha erigido como uno de los mayores defensores de los tiburones, a los que no duda en acercarse cada vez que tiene la oportunidad. Hoy reparte su tiempo, junto al fotógrafo Fred Buyle, entre la filmación bajo el agua, la fotografía y la colocación de dispositivos de seguimiento a tiburones con fines de investigación.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Cuando el ejército griego derrotó a los persas en la batalla de Maratón, Filípides salió corriendo hacia Atenas para dar la grandiosa noticia. La leyenda dice que, tras recorrer los 40 kilómetros que separaban el campo de batalla de la polis griega, Filípides se derrumbó agotado por el titánico esfuerzo, aunque antes de morir y con su último aliento fue capaz de articular una postrera palabra: «νίκη» (—Níki—, victoria en griego antiguo). No podía imaginar que veinticuatro siglos después su gesta daría nombre a la prueba atlética de resistencia por antonomasia.

Y es que desde que el Maratón se incorporó al programa olímpico en la categoría masculina en 1896 —la categoría femenina tendría que esperar ni más ni menos que a 1984— se han vivido multitud de anécdotas y emociones, han nacido héroes, se ha cazado a tramposos e incluso se ha colado algún protagonista no invitado.

Norbert Sudhaus encarando los últimos metros

El 10 de septiembre de 1972 se celebraba la prueba de maratón de los Juegos Olímpicos de Munich. El alemán Norbert Sudhaus entró primero en el estadio, le faltaban menos de 500 metros para llegar a la meta. Los espectadores le alentaban y se levantaban de sus asientos a su paso, insuflándole energías para ayudarle en el último esfuerzo. Era algo completamente lógico, se trataba del corredor que se iba a convertir en campeón olímpico, y además era alemán, como la mayoría de la gente del estadio. Lo que no sabían aquellos espectadores era que ese último esfuerzo no era tal, Sudhaus no era un corredor olímpico, no había participado en competición atlética alguna en su vida, se había unido a la carrera metros antes de entrar en el estadio.
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
La lente del fotógrafo Emmanuel Coupé capturó un raro fenómeno en aguas del lago Abraham, al oeste de Alberta, Canadá. Estas asombrosas imágenes fueron tomadas el invierno pasado en una zona cercana a las Montañas Rocosas, donde se encuentra este lago artificial de unos 54 km² formado en 1972 debido a la construcción de la presa Bighorn en el río North Saskatchewan.


El lecho del lago desprende pequeñas cantidades de gas que ascienden y, en un momento concreto, al producirse la congelación del agua de la superficie, quedan atrapadas en el hielo que se forma en la capa superior del lago.

No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Imagen: Flickr.

Abu Simbel es un complejo formado por dos templos excavados en la roca, construidos por voluntad del faraón Ramsés II durante su reinado (1279-1213 a.C) para conmemorar su victoria en la batalla de Qadesh (ca. 1274 a.C.).  El templo de Ramsés II, o templo mayor, es el más grande que este faraón ordenó construir en Nubia mientras que el templo menor está dedicado a Nefertari, su primera esposa (siendo este el único templo del antiguo egipto dedicado a la esposa de un faraón). Ambos se encuentran situados en el margen izquierdo del Nilo al sur del actual Egipto, muy cerca de la frontera con Sudán , aunque como veremos más adelante no siempre estuvieron ubicados en el mismo lugar.


La construcción de los templos duró unos 20 años y su propósito era impresionar a los vecinos del sur así como reforzar la influencia de la religión de los faraones en la región. Propósito que cumplieron hasta el declive de la civilización egipcia, cuando los templos fueron olvidados y la arena del desierto fue, lentamente, adueñándose del lugar.

Templo de Ramsés a principios del siglo XX

Más de 3.000 años después de su construcción, en 1813, el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt los halló cubiertos en buena parte por la arena. A su vuelta a Europa compartió su descubrimiento con su colega Giovanni Belzoni, quien no dudó en viajar al lugar en 1815 con la firme intención de acceder a los templos.
Entrar no iba a ser tarea fácil. El templo de Ramsés, con sus cuatro colosos guardando la entrada, estaba invadido por tal cantidad de arena que Belzoni abandonó decepcionado su empresa y no la retomaría hasta 1817, dos años después. Esta vez tendría éxito. Consiguió excavar un acceso al templo para, eso sí, llevarse todos los objetos de valor que fue capaz de transportar, algo habitual en los exploradores de la época.

Emplazamiento original del templo de Ramsés II, a orillas del Nilo, en una imagen de primera mitad del s XX

La Presa

Desde la antigüedad el Nilo se desbordaba anualmente. Estas crecidas, al dejar un sedimento de nutrientes en el suelo, convirtieron las tierras próximas al río en una fértil planicie ideal para la agricultura. Sin embargo, la impredecible alternancia del nivel de las crecidas conllevaba la pérdida de cosechas enteras por anegamiento o sequía y la consiguiente hambruna en la población, por lo que se consideró necesaria la construcción de una presa que regulara el nivel de las inundaciones para proteger las tierras de labor y los campos de algodón.

La construcción de esa presa en Asuán fue iniciada por los británicos en 1899 y se concluyó en 1902. El diseño inicial, muy poco ambicioso, pronto se mostró ser inadecuado, por lo que se procedió a aumentar su altura en 1912 y de nuevo en 1933. Cuando la presa estuvo a punto de desbordarse en 1946 se decidió que, en lugar de aumentar su altura por tercera vez, se construiría una segunda presa ocho kilómetros río arriba, que además de ayudar a controlar las crecidas, suministraría energía eléctrica a buena parte del país. El problema era que esa construcción crearía un enorme lago (lago Nasser) que sumergiría bajo sus aguas una gran cantidad de tesoros del antiguo Egipto, entre ellos los fabulosos templos de Abu Simbel.

An Ariel view of the Aswan High Dam construction site.
Vista aérea de la construcción de la presa alta de Asuán, 1960

Para salvar los principales monumentos localizados al sur de la presa, una coalición de arqueólogos, técnicos y expertos de 22 países abanderados por la Unesco, comenzó a idear los planes para el rescate.
Una de las ideas fue propuesta por un productor de cine británico llamado William MacQuitty. Su idea era salvar los templos dejándolos donde estaban, y construyendo una presa alrededor de ellos que contuviera agua filtrada mantenida a la misma altura que la superficie del agua del río Nilo. Los visitantes podrían ver los templos desde unas galerías situadas a distintas profundidades. Con el tiempo, pensaba MacQuitty, la energía nuclear sustituiría a la hidráulica (sí, eran los tiempos dorados de la energía atómica y muchos pensaban que sería la gran solución a los problemas energéticos) haciendo que la presa acumulase menos agua y la consiguiente bajada del nivel permitiese poder ver de nuevo los templos. La propuesta se tomó en serio y el proyecto llegó a ser redactado y siempre ha sido considerada como sumamente elegante y probablemente la mejor en términos de conservación de los templos. Hubo otras propuestas, quizá la más descabellada era el de levantar todo el complejo sobre un conjunto de cabrias, pero todas ellas se rechazaron. Finalmente la solución adoptada sería otra.


La decisión tomada no fue otra que la de mover el mayor número de templos posible. En una carrera contra el tiempo, se procedió a desmontar pieza por pieza, literalmente, algunos de los templos más importantes, para volver a montarlos en nuevos emplazamientos, lejos de las crecientes aguas. Esa fue la suerte que corrieron, entre otros, los templos de Kalabsha, Kertassi y Bet el-Vali, trasladados a una isla en las cercanías de la presa. El conjunto de santuarios de la isla de Filae se pueden contemplar hoy en la isla de Agilkia. Otros templos, como los de Dendur y Debod, salieron de viaje hacia Nueva York y Madrid respectivamente, como signo de agradecimiento del gobierno egipcio hacia estas ciudades por la ayuda prestada. Lamentablemente, muchos otros acabaron sumergidos, a la espera de que se desarrolle una tecnología que permita su rescate y lo haga económicamente factible.

The Temple of Abu Simbel

Los templos de Abu Simbel no fueron la excepción. En junio de 1963 se tomó la decisión definitiva: cortar los templos en grandes bloques, de una veintena de toneladas cada uno, elevarlos hasta un nivel que los resguardase de las aguas del lago formado por la presa y reconstruirlos con todo cuidado, de manera que tuviesen una situación lo más idéntica posible a la original. Así, después de treinta y tres siglos, se volvía a trabajar por la gloria de Ramsés. Su salvamento se inició en 1964 y costó la suma de 36 millones de dólares. Entre 1964 y 1968, los templos se desmantelaron para volver a ser reconstruidos en una zona próxima, 65 metros más alta y unos 200 metros más alejada.


El desmantelamiento empezó con los bloques superiores de las fachadas junto con los bloques de piedra de los techos de los templos, y terminó con los bloques de las partes bajas. La colocación de los bloques fue realizada en orden inverso. En cualquier caso, solo una pequeña cantidad de bloques pudieron ser llevados desde el antiguo emplazamiento al nuevo de forma directa. La mayoría tuvieron que ser almacenados durante largos periodos en áreas especialmente preparadas para ello.


Los distintos bloques fueron numerados para que en la reconstrucción ocuparan el mismo lugar que antaño tenían. El periodo de almacenaje de los mismos ofreció la oportunidad de que pudieran ser sometidos a una preparación y restauración antes de ser colocados en su emplazamiento definitivo.
Sin embargo, antes de proceder con esta ardua tarea se llevaron a cabo una serie de trabajos preparatorios. En primer lugar, para evitar la llegada de las aguas durante las obras de rescate fue necesaria la construcción de un muro de contención situado frente a los templos. Se realizó también un túnel de acero que penetraba en el interior de los templos y que permitía el acceso a los mismos durante el desmantelado de las fachadas. Además, como precaución ante el incremento de presión y vibraciones provocada por la excavación y la retirada de la roca sobre los templos, se construyeron unas vigas de carga para estabilizar los techos interiores de los mismos.
Para colocar cada pieza en el nuevo emplazamiento se elaboró un mortero de unión y relleno para las mismas compuesto de polvo de piedra arenisca y un colorante cuya tonalidad era similar al de los bloques, así como cal viva y cemento blanco empleado como agente compactante.
Con el fin de descargar a los templos de la carga pesada que supone el tener toneladas de roca sobre ellos, se realizaron cúpulas que permitían tal función, así como el disminuir la cantidad de roca necesaria. La cúpula del gran templo, el de Ramsés II, tiene unos sesenta metros de envergadura y veinticinco de alto, convirtiéndose, en aquel momento, en la mayor bóveda portante de la época.



Emplazamiento actual de los templos.

El siguiente video, en inglés, muestra el proceso llevado a cabo para la creación de la cúpula de hormigón que protege y da soporte al templo, así como el método seguido para ensamblar los bloques de la fachada.


Fenómeno solar

En la ubicación original, la perfecta orientación de Abu Simbel hacía que dos veces al año, y con una precisión matemática, los rayos del sol penetraran en el templo hasta el santuario, situado en lo más profundo, iluminando las estatuas de Amón, Ra, y Ramsés, y quedando sólo la cara del dios Ptah en penumbra, seguramente de forma intencionada, ya que era considerado el dios de la oscuridad. Las fechas en las que este fenómeno tenían lugar eran el 21 de febrero, fecha del nacimiento de Ramsés II, y el 21 octubre, fecha de su coronación.

Statue of gods in Abu Simbel

Este fenómeno fue tenido en cuenta por los ingenieros en su traslado aunque debido a un error en el emplazamiento del templo y/o al desplazamiento acumulado del Trópico de Cáncer, durante los últimos 3.280 años, estos dos hechos se han desplazado un día (ahora se producen más próximos al solsticio de invierno), por lo que el fenómeno sucede el 22 de octubre y el 20 de febrero (60 días antes y 60 días después del solsticio, respectivamente). Hoy, el sol sigue conmemorando la gloria del gran faraón, pero con un retraso de un día.

Fuentes:
Coscorronderazon [blog que recomiendo], Icomos [Eng,Pdf], Skytamer, Egiptoforo, Enelvallearte, Life, Unesco [Pdf], Mupart [Pdf], Flickr I, Flickr II, Flickr III, Flickr IV.
no image
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.

El Carnaval de Río de Janeiro es un festival de fama mundial y está considerado el mayor del mundo, con dos millones de personas que cada día salen a sus calles dispuestas a disfrutar de la fiesta.
El desfile principal se lleva a cabo en el Sambódromo en donde las escuelas de samba compiten desfilando por una avenida rodeada de tribunas. Cientos de miembros de cada escuela vestidos con ropas uniformes compiten y danzan siguiendo coreografías previamente acordadas y siguiendo músicas originales. Cada escuela elige un tema particular como motivo central, tal como un evento histórico, una persona famosa o una leyenda nativa brasileña. Se trata del clímax del carnaval.
Filmado por Jarbas Agnelli y Loutit Keith en 2011, este maravilloso video está hecho con aproximadamente 170.000 imágenes fijas. Espero que lo disfrutéis como yo (el desfile propiamente empieza en 2:15).
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Estas diez imágenes pertenecen a diez lugares de los que quizá esperases otra estampa. Estos lugares son Japón, Canadá, Brasil, Suiza, Hawaii, Noruega, Tanzania, la Antártida, Francia y una última fotografía de un lugar especial.
Os propongo, si queréis hacer más divertido el post, que antes de ver el pie que acompaña a cada imagen intentéis adivinar de cual de esos lugares se trata.


Hawaii Big Island Mauna Loa Observatory 2

1Hawaii, Estados Unidos
El clima de Hawaii es el típico de una zona subtropical, con temperaturas máximas que en verano no son superiores a 33°C y en invierno, en zonas poco elevadas, no suelen descender más allá de los 18°C. Eso sí, las precipitaciones en forma de nieve afectan a zonas muy elevadas del archipiélago como Mauna Kea y Mauna Loa en algunos meses del invierno, dejando estampas como esta. Y no, no se trata del planeta helado de Hoth, sino del SMA del Observatorio astronómico Mauna Kea.


No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Desde que la más famosa competición de baloncesto del mundo, la NBA, se fundase en Nueva York una calurosa mañana de junio de 1946 han participado en ella miles de jugadores. De todos ellos el más alto que jamás haya disputado al menos un partido medía 2'31m, de hecho este record de altura lo comparten dos jugadores, el sudanés Manute Bol y el rumano Gheorghe Muresan. Por contra, el jugador más bajo que ha llegado a participar, Tyrone Bogues, apenas superaba el 1'60m.


Curiosamente el destino hizo que ambos coincidiesen en tiempo y lugar. Bogues fue elegido en la posición duodécima del draft de 1987 por los Washington Bullets por lo que en su primera temporada en la NBA, tendría como compañero de equipo al, ya famoso por aquel entonces, Manute Bol. Con 71 cm de diferencia las portadas de revistas no se hicieron esperar.
no image
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.

El tanque principal del Okinawa Churaumi Aquarium, denominado Kuroshio Sea, tiene 7.500.000  litros de agua y una cristalera inmensa que permite disfrutar de unas imágenes tan fantásticas como esta. Entre las 70 especies que habitan esta gigantesca pecera, la segunda más grande del mundo, los visitantes pueden ver tiburones cebra, mantas o el pez más grande del mundo, el tiburón ballena.


No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
El buque italiano Costa Concordia encalló el viernes 13 en aguas de la isla de Giglio, frente a la costa de la Toscana, con 4.200 pasajeros y tripulantes a bordo. Ahora, ingenieros navales de todo el mundo piensan en la mejor manera de reflotar el crucero, una operación que se iniciará, si así se decide, tan pronto como lo permitan las autoridades italianas.


Aunque el barco se encuentra apoyado en el lado de estribor y en aguas poco profundas cerca de la costa, la guardia costera italiana vive con temor a un empeoramiento del tiempo que desplace el barco a aguas más profundas y, por tanto, pueda hacer la operación de rescate más difícil. Las opciones son dos. Reflotar el barco, llevarlo a un astillero e intentar repararlo o desguazarlo in situ, como ocurrió con el TK Bremen. Existiría una tercera opción, la de de abandonarlo a su suerte, cosa que, aunque fuera de la ley, a veces ocurre. La mejor opción, si es técnica y económicamnete posible, es la del reflote ¿pero como desencallar el barco y llevarlo a puerto para ser reparado?

no image
No pierdas nunca tu capacidad para asombrarte. Hola qué quizá no conozcas.
Si aún queda alguien que siga este blog después de tanto tiempo de ausencia y, bien casualmente o bien mediante su lector de feeds ha llegado aquí, le tengo que decir dos cosas. La primera gracias, pero gracias de verdad, gracias infinitas por seguir al pie del cañón. La segunda que Una breve historia vuelve. Si si como lo oyes lo lees. Aunque para ser sinceros no es que vuelva con gran ímpetu, no, pero vuelve. Quizá dos posts al mes, quizá uno, quizá ninguno (opción remota esta última, que espero que no se dé), lo que el tiempo me permita, se verá, lo vereis. 
Y el regreso llegará con cambios en la plantilla del blog. Ya que estamos de vuelta, que se note.