Despertares: el enorme privilegio de haber sido Oliver Sacks

Por, 1 de septiembre de 2015, 0
El propio Oliver Sacks dijo una vez que él siempre quiso ser un «verdadero científico», alguien que trabajase en un laboratorio, llevase a cabo experimentos y presentase estudios para revistas académicas. Nos acaba de dejar pero, probablemente, será recordado más por su trabajo como escritor y divulgador en el campo de la neurología, que como investigador.

Oliver Sacks y Robin Williams durante el rodaje de la película Despertares (1990). Fuente.

«Por encima de todo, he sido un ser sintiente, un animal pensante, en este maravilloso planeta y esto, en sí, ha sido un enorme privilegio y una aventura», escribió en el New York Times, pocos meses antes de morir, este insólito neurólogo, cuyos libros sobre los recovecos de la mente humana, como El hombre que confundió a su mujer con un sombrero o Despertares, han vendido millones de ejemplares en todo el mundo y han sido adaptados al cine.
Es precisamente por la adaptación de esta última novela autobiográfica al cine, por lo que quizá oyeses hablar de Oliver Sacks por primera vez. Posiblemente la película debería ser de obligado visionado para estudiantes de disciplinas sanitarias o científicas, aunque deje perplejos a todo tipo de espectadores, más si cabe por su carácter de «basado en hechos reales» que por otra cosa, a pesar de que pueda pecar de cierta sensiblería (sí, al igual que vosotros, yo también llevo un crítico de cine en el bolsillo ¡y a veces se escapa el muy rufián!). 

Una playa en Manhattan

Por, 26 de agosto de 2015, 0
playa en manhattan, nueva york
Julio de 1983. Imagen.

A finales de la década de 1970 y principios de los 80, los neoyorquinos vivían en una ciudad caótica, desordenada y salvaje en la que todavía quedaban huecos para lo sorprendente. Eran los años en los que los amantes de la playa de «la Gran Manzana» podían encontrarse con un inesperado regalo en la misma puerta de su casa.
El caso es que tan solo un par de décadas antes, la antaño próspera zona del downtown de Manhattan, se encontraba en uno de los peores momentos de su historia. Se había ido reduciendo, continua y paulatinamente, a un sinfín de muelles abandonados como consecuencia directa del auge del transporte aéreo. Por suerte las soluciones no tardaron en llegar; la primera propuesta seria para darle un nuevo uso ganando esta zona al Río Hudson fue presentada a mediados de los años 60. Poco después, en 1966 el gobernador del estado de Nueva York, Nelson Rockefeller, desvelaría el proyecto definitivo que iba a transformar aquella parte de la ciudad en la nueva y flamante Battery Park City.

Cazas suizos aterrizando en la autopista

Por, 4 de agosto de 2015, 4
Ejercicios en la autopista A3 en Flums cerca de la frontera con Liechtenstein, 1977. Fuente.

Suiza es, en ciertos aspectos, un país peculiar. En un improbable escenario de guerra nuclear, los suizos cuentan con una red de refugios atómicos capaces de acoger a toda su población. Es el único país que podría hacer eso. En 2006 existían en Suiza 300.000 refugios repartidos entre casas, escuelas y hospitales, a los que se suman 5.100 refugios públicos. Ninguna otra nación se les acerca. En Europa, sólo Suecia y Finlandia pueden competir con Suiza en esta materia, pudiendo dar cobijo al 81% y 70% de sus respectivas poblaciones. Israel con dos tercios de su población entra dentro de los primeros puestos de esta peculiar lista, aunque la mayoría de sus refugios se encuentran muy deteriorados. En Alemania, por ejemplo, la protección a escala nacional apenas llega a un modesto 3% y en España apenas hay 200 refugios privados que podrían albergar a unas 30.000 personas. El motivo de la existencia de esta inmensa red en el país helvético es una polémica ley de 1963 que obliga a los habitantes a tener un refugio atómico bajo el suelo de las casas nuevas. Sin embargo, desde los años sesenta en que se estableció esta norma, muchos se usan de trasteros, locales de ensayo u hoteles y algunos de sus dueños incluso desconocen su función original.

Ocean Gravity [Vídeo]

Por, 14 de julio de 2015, 1

Vuela sobre un paisaje lunar. Se posa sobre la superficie de un cometa. Un fantasma con traje de buzo. El vídeo no es ninguna novedad pero algo tan alucinante no podía dejar de incluirlo en el blog.
Filmado finales del año pasado por el director y cámara submarino Julie Gautier, esta increíble película muestra al buzo Guillaume Néry arrastrado por la rápida corriente marina a través del paso de Tiputa, en el atolón de Rangiroa situado a 350 km al noreste de Tahití. 

Así ha cambiado España en 60 años. Ortofotos de ciudades españolas (1956-2014)

Por, 25 de junio de 2015, 8
En el año 1953, el gobierno de Franco firmó un acuerdo de cooperación con Washington por el que se instalarían en territorio español cuatro bases militares norteamericanas a cambio de ayuda económica y militar, y que supuso el principio del fin del aislamiento que España había padecido desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Solo tres años después, la Fuerza Aérea de Estados Unidos fotografió detalladamente todo el territorio de España (a excepción de las Islas Canarias). Fue entre marzo de 1956 y septiembre de 1957 en lo que se conoce como «el vuelo americano del 56».

Esas fotografías, hoy digitalizadas, se encuentran a disposición de cualquiera a través de los diferentes servicios cartográficos de las Comunidades Autónomas (podemos visualizarlas o descargarlas desde los visores SIG) y otras webs especializadas. Se trata de miles de ortofotos a escala 1:33.000, tomadas a 5.000 metros de altitud, con cámara métrica y negativos de acetato. Cada una de ellas muestra porciones de unos 42 kilómetros cuadrados de territorio, en fotogramas cuadrados que abarcan más de seis kilómetros por lado.

Aprovechando estas imágenes os invito a viajar en el tiempo, a vista de pájaro, por algunas ciudades españolas, y comparar como se veían en 1956 y como se ven ahora. Solo tienes que mover el cursor.

Diez aviones sumergidos

Por, 9 de junio de 2015, 3
Aunque su lugar es el aire, estos diez aviones, por distintas razones y en diferentes circunstancias, terminaron sus días bajo el agua. Descubrimos sus historias.

1

Imagen: Frédéric Buyle - Fuente.

En 2004 el equipo del director John Stockwell se desplazó a Nassau, Bahamas, y decidió sumergir tres aviones Douglas DC-3 para el rodaje de la película Inmersión letal, prescindible obra en la que dos parejas de submarinistas de buen ver se ven envueltos en una aventura repleta de acción y sobresaltos.
Uno de los aviones fue introducido en un tanque para realizar los primeros planos y tomas interiores, una segunda aeronave se sumergió en aguas poco profundas para planos medios y el último en un arrecife para tomas más generales. El lugar donde  se abandonó este último (imagen superior) fue visitado en una de sus innumerables inmersiones por todo el mundo por el fotógrafo y submarinista Frédéric Buyle, viejo conocido de este blog. Puedes ver esta y otras imágenes espectaculares de su trabajo en el libro One Breath – A Reflection On Freediving. Fuente.

Pilares de luz, el fenómeno óptico polar

Por, 27 de mayo de 2015, 7
Cae la noche en algún lugar cerca del círculo polar ártico y unos extraños haces luminosos emergen desde el horizonte, elevándose hacia lo más alto, como si de grandes focos que apuntan al cielo se tratara.

Beam Me Up
Pilares de luz sobre Ontario, Canadá. Flickr.

No estamos ante los efectos de ningún artefacto humano, sino de uno de los fenómenos ópticos más espectaculares que pueden observarse en altas latitudes. Y es en esas zonas donde más probabilidades de apreciarlo tendremos, ya que para que el fenómeno se manifieste, tienen que darse una serie de condiciones particulares, comenzando por un ambiente frío y calmado, exento de cualquier clase de viento en superficie, si bien es cierto que los científicos todavía no tienen del todo claro alguno de los aspectos que influyen en su formación.

 
Texto bajo Licencia Creative Commons. Some rights reserved. Una breve historia. David Piñeiro.
Design by DZignine. Powered by Blogger