Dos mapas antipódicos que hacen darnos cuenta de que sorprendentemente, o no tanto, parece que es muy complicado que alguien sea tu antípoda. De hecho muy pocos pueden decir que justo en el otro extremo del mundo hay tierra firme.
Tengo que decir que los mapas en general me gustan, y los mapas superpuestos me gustan particularmente. Este tipo de mapas aportan un punto de vista diferente y transmiten gran cantidad de información que sería complicada ver de otra manera. Os dejo dos ejemplos.

Como seguramente ya sabréis, antípoda se define como el habitante del globo terrestre que, con respecto a otro, mora en el lugar diametralmente opuesto.
Pues sorprendentemente, o no tanto, parece que es muy complicado que alguien sea tu antípoda. De hecho muy pocos pueden (o podemos) decir que justo en el otro extremo del mundo hay tierra firme.
En el siguiente mapa puede contemplarse cómo Nueva Zelanda se dibuja como antípoda de la Península Ibérica o cómo buena parte de sudamérica se sitúa en las antípodas de Extremo Oriente. Por el contrario, la mayoría de las demás tierras emergidas no tienen "compañeras" antipódicas emergidas, sino sólo agua.

En este otro ejemplo se puede ver América del Norte superpuesta sobre Europa (o viceversa, sin favoritismos). Se pueden comprobar las enormes distancias entre ciudades de EEUU. Por ejemplo, la distancia entre Los Ángeles y Boston es la misma que entre Marruecos y Georgia. Este mapa en concreto respeta la latitud. Así podemos comprobar que Nueva York, de estar en Europa, sería probablemente una ciudad de clima mediterráneo ya que se encuentra a una latitud muy próxima a la de Madrid, o que México sería básicamente un desierto. Esta diferencia de climas para la misma latitud es debida, en gran parte, a la corriente del golfo. Esta corriente asegura a Europa un clima cálido para la latitud en que se encuentra e impide la excesiva aridez en las zonas atravesadas por los trópicos en las costas orientales de América como, por ejemplo, México y las Antillas.

Europa y EEUU superpuestas

Si os gustan este tipo de mapas distintos de lo normal, os recomiendo sitios como Radicalcartography, Strangemaps (gracias Pau), o La Cartoteca.

Posts Relacionados:

Post A Comment:

6 comentarios:

  1. Muy interesante. Siempre me había gustado saber exactamente a qué altura se encontraba EEUU de Europa, y para lo de las distancias es muy útil también. En cuanto a lo de las antípodas, molaría ver el mapa desde más cerca para ver exactamente qué ciudad encontrarías desde donde tú vives (por ejemplo yo soy de Jaén y veo que la sombra pilla por ahí) Muy bueno el blog.

    ResponderEliminar
  2. Manué, si quieres saber donde exactamente están tus antípodas puedes usar antipodemap.
    En mi caso Barrytown, Nueva Zelanda. Un Saludo.

    ResponderEliminar
  3. Un excelente trabajo. Aunque soy estudiante de sociología la historia es una disciplina que me apasiona. Probablemente tu blog tenga algunos de los post más currados que he visto hasta ahora. Muy interesante la idea de los mapas superpuestos.

    Te felicito nuevamente por tu trabajo, me pasaré con más frecuencia por aquí.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Vaya, desde hace años me preguntaba en qué dirección rezaría un musulmán que viviese en las antípodas de La Meca. Calculé a ojo (poniendo los deditos en los extremos de un globo terráqueo) que caía en algún punto del Pacífico Sur.

    Gracias a David descubro que mi perplejo musulmán tendría que vivir en una plataforma sobre el agua.

    Muy buen blog.

    ResponderEliminar
  5. Geníal, tenía curiosidad de ver un mapa de este tipo.

    Hay pocos países con antípodas y menos núcleos urbanos con antípodas excepto por dos (aproximadas)excepciones:

    ¿ya vieron que cerca "caen" Buenos Aires y Montevideo de Seul? ¿lo mismo para Lima y Bangkok?

    Saludos, felicidades por el blog.

    ResponderEliminar