Suiza es, en ciertos aspectos, un país peculiar. En un improbable escenario de guerra nuclear, los suizos cuentan con una red de refugios atómicos capaces de acoger a toda su población. Es el único país que podría hacer eso. También es de las pocas naciones cuya fuerza aérea practica despegues y aterrizajes desde las autopistas más concurridas del país.
Ejercicios en la autopista A3 en Flums cerca de la frontera con Liechtenstein, 1977. Fuente.

Suiza es, en ciertos aspectos, un país peculiar. En un improbable escenario de guerra nuclear, los suizos cuentan con una red de refugios atómicos capaces de acoger a toda su población. Es el único país que podría hacer eso. En 2006 existían en Suiza 300.000 refugios repartidos entre casas, escuelas y hospitales, a los que se suman 5.100 refugios públicos. Ninguna otra nación se les acerca. En Europa, sólo Suecia y Finlandia pueden competir con Suiza en esta materia, pudiendo dar cobijo al 81% y 70% de sus respectivas poblaciones. Israel con dos tercios de su población entra dentro de los primeros puestos de esta peculiar lista, aunque la mayoría de sus refugios se encuentran muy deteriorados. En Alemania, por ejemplo, la protección a escala nacional apenas llega a un modesto 3% y en España apenas hay 200 refugios privados que podrían albergar a unas 30.000 personas. El motivo de la existencia de esta inmensa red en el país helvético es una polémica ley de 1963 que obliga a los habitantes a tener un refugio atómico bajo el suelo de las casas nuevas. Sin embargo, desde los años sesenta en que se estableció esta norma, muchos se usan de trasteros, locales de ensayo u hoteles y algunos de sus dueños incluso desconocen su función original.

Albergue de Des Vollandes, antiguo refugio comunitario que hoy da cobijo a inmigrantes. Fuente.

Pero que en Suiza estén preocupados por un apocalipsis atómico no implica que lo estén en otros ámbitos de su defensa. En 2014 un  joven etíope secuestró un Boeing 767 de Ethiopian Airlines que se dirigía a Roma. Bajo amenazas, consiguió que los pilotos desviasen el rumbo para aterrizar en Ginebra, donde pidió asilo político. A pesar de que el hecho se sale de lo habitual, lo que dejó perplejo a algunos fue saber que los jets helvéticos que deberían interceptar el 767 no despegaron porque la Fuerza Aérea Suiza solo trabaja en horario de oficina: de 8.00 a 12.00h y de 13.30 a 17.00h. El resto del tiempo, los suizos «externalizan» las funciones de defensa y dependen de las naciones vecinas. Incluso en cumbres internacionales como el Foro de Davos, parte de las tareas de seguridad recaen sobre las fuerzas armadas de Francia o Austria. Pero eso no es todo, debido al nivel de ruido que producen los cazas, y que podrían alterar la tranquilidad del país alpino, los pilotos suizos tienen que ir al extranjero si quieren volar a velocidades supersónicas, ya que no lo tienen permitido en su propio espacio aéreo.

Ejercicios en la década de 1980 . Fuente.

Sin embargo las peculiaridades aéreas de la nación alpina no terminan aquí. Algunos años antes del comienzo de la Guerra Fría, ciertos tramos de autopistas en Suiza fueron proyectados para funcionar también como pista de aterrizaje para las fuerzas aéreas del país en caso de ser necesario. El diseño, adaptado para el ejército incluía tramos rectilíneos de cerca de 2 kilómetros, bien equipados y con accesos para vehículos y personal de tierra, además de espacios para montar un centro de control, con el fin de poder hacer despegar y aterrizar aviones de combate.

En caso de guerra y si las pistas convencionales fuesen dañadas por el enemigo (o simplemente si el alto mando lo considerase útil en su estrategia) se podría disponer de una pista de despegue y aterrizaje completamente funcional en unas pocas horas, mediante la eliminación de las separaciones entre los carriles. A cambio de esta versatilidad los pilotos se enfrentaban a dificultades ajenas un aeropuerto convencional: árboles muy cerca de la pista, puentes, tendido eléctrico y una deficiente iluminación complicaban las maniobras de despegue y aterrizaje por lo que la Fuerza Aérea Suiza debe realizar simulacros cada cierto tiempo, aunque oficialmente, el último se hizo en 1991.

HAWKER HUNTER JETS TAKING OFF FROM MOTORWAYS - Youtube (1:49).

Por todo lo dicho, podría parecer que las Fuerzas Armadas Suizas son un «rara avis» también en cuanto a estas carreteras-aeropuerto. Lo cierto es que estos tramos de carretera preparados para convertirse rápidamente en aeródromos están presentes en muchos países. China, Israel o Alemania por poner solo tres ejemplos disponen de muchas para uso militar y muchos más países poseen carreteras para su uso como pista de aterrizaje en caso de emergencia.

Carretera para aterrizajes de emergencia en Australia. Fuente.

Os dejo unas imágenes de los ejercicios de la OTAN en autobahn A29, cerca de Ahlhornen, Alemania, en marzo de 1984 [Vídeo]:




Fuentes: el país, migflug, aircraftnut.

Deja tu comentario:

5 comentarios:

  1. Si vis pacem, para bellum

    El problema es que con los cada vez más complejos sistemas de armas se complican este tipo de operaciones en "pistas de circunstancias", aunque desde Saab aseguran que el Gripen está pensado para ello.

    ResponderEliminar
  2. Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput. ;-)

    Tienes razón, esto es curioso por lo anecdótico, los aviones de última generación no están pensados para esto (¿y cual lo está? claro). No sabía lo del Gripen, avión mítico por cierto.

    ResponderEliminar
  3. Me da mucho gusto que vuelvan a escribir artículos en esta página, cuando la encontré por primera vez me encantó el contenido y la forma de escribir, después no se subió nada en un año más o menos, pero qué bueno que regresaron!

    ResponderEliminar
  4. Tomo nota Keyzo. Muchas gracias por tu comentario.
    Aunque, de hecho, tienes que dar las gracias a las hordas, que digo hordas, al maremagnum de fans de unabrevehistoria que no me dejaban ni dormir por las noches pidiendo la vuelta. Ellos dos tienen la culpa.
    :D

    ResponderEliminar
  5. En muchos paises hay tramos de carreteras hechos con la intención de servir de aeropuertos en casos de necesidad. En Algún país del sudeste asiático que no recuerdo está la carretera más ancha del mundo con casi 30 carriles. Casi no pasan coches pero el motivo son los aviones.

    ResponderEliminar