La colina Mynydd Graig Goch en Snowdonia (Gales) figuraba en mapas y documentos con una altura oficial de 1998 pies, muy cerquita de la mágica cifra de 2000 pies, que la situaría como montaña. Sin embargo tres senderistas habituales estaban convencidos, en base a vieja documentación, de que su verdadera altura superaba en seis pulgadas el límite de los 2000 pies. Unos centímetros que, en este caso, separaban una simple colina de una "colosal" montaña.
En 1917 dos cartógrafos ingleses, militares retirados, llegaron a un pequeño pueblo galés para medir la altura de Pfynnon Garw, la montaña que domina la localidad y cuyos ciudadanos consideraban su bien más preciado. La decepción es mayúscula cuando los cartógrafos, tras hacer las oportunas mediciones, anuncian que a Pfynnon Garw le faltan 15 pies de altura para llegar a los 1000 y ser considerada de forma oficial una montaña. Los habitantes del pueblo se pondrán a trabajar juntos para aumentar la altura de su colina y convertirla en una montaña.
Es posible que lo que acabas de leer te suene ya que se trata del argumento de la película El inglés que subió una colina y bajó una montaña. Pero es que hace menos de un mes tuvo lugar, también en Gales, algo parecido, aunque obviamente sin el encanto y romanticismo de la genial comedia británica.

La colina Mynydd Graig Goch en Snowdonia (Gales) figuraba hasta hace unas semanas en mapas y documentos con una altura oficial de 1998 pies (609 metros), muy cerca de la mágica cifra de 2000 pies (609,6m), que la calificaría hoy como una montaña. Sin embargo tres senderistas habituales, John Barnard, Myrddyn Phillips y Graham Jackson, estaban convencidos, en base a vieja documentación, de que su verdadera altura superaba en seis pulgadas (15 cm) el límite de los 2000 pies (609,75m). Unos centímetros que, en este caso, separaban una simple colina de una «colosal» montaña.

Mynydd Graig Goch. Panoramio.

Como en la peculiar comedia, en la que la comunidad galesa lucha contra las intenciones de los dos cartógrafos ingleses de rebajar su montaña a una colina, los tres senderistas comenzaron su particular cruzada para, en este caso, elevar la categoría de la colina al status de montaña. Para ello debían realizar una nueva medición y que esta corroborara su suposición. Antes de la medición, en Gales existían 189 montañas (que por definición superaban los 2000 pies) y tres colinas que estaban a centímetros de poder ser llamadas montaña y que figuraban con una altura de 1998 pies. Estas eran Gwynedd, Mynydd Graig Goch y Craig Fach, las dos últimas en Snowdonia.

Aunque sería relativamente fácil elevar artificialmente la altura de cualquiera de las tres formaciones los senderistas no querían emular a los protagonistas de la película. Es más, los tres sospechaban que Mynydd Troed se trataba de una colina, pero confiaban que al menos uno de los dos picos de Snowdonia fuera, natural y oficialmente, una montaña, aunque no figurase en los mapas como tal.
Usando un equipo de posicionamiento por satélite, a diferencia de los viejos artilugios usados por los cartógrafos ingleses de la película, el trío midió la altura de las tres colinas de Snowdonia. Tras numerosas mediciones su estudio confirmó que Craig Fach era una colina y tenía una altura de 1997 pies (608,75m), pero también mostró que Mynydd Graig Goch, con 609,75 metros, estaba ligeramente, y como ellos creían, por encima de los 2000 pies. Así desde hace menos de un mes, y gracias a estos tres convencidos, Mynydd Graig Goch figura oficialmente con una altura de 610 metros, la montaña número 190 y más baja de Gales, pero montaña.
Bonus: Stephen Endelman.

Fuente: BBC.

Post A Comment:

8 comentarios:

  1. Se nota que no son un país muy montañoso porque apuran al máximo para dar el status de montaña a lo que pueden.
    La verdad es que alguna está tan cerca que poniendo un pedrolo en lo alto la conviertes ya en montaña.

    ResponderEliminar
  2. Hay que tener mucho tiempo libre y ganas de desperdiciarlo para dedicarse a conseguir el cambio de nombre de las cosas.

    salu2

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. He visto la película y es muy divertida y no tenía ni idea de que estuviera basada en hechos reales.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Jajaja

    Una bonita historia, me ha gustado, y es increible que por pocos centímetros no le den el statu de montaña a una colina, desconocía esto, fijate. Y que decir, que las montañas crecen y decrecen por varios efectos, y que puede que ahora sea considerada montaña, y que el próximo siglo, colina, o al revés.

    Felicidades por el blog!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Si las personas fuéramos igual de obstinadas para hacer otras cosas tan necesarias, otro gallo cantaría.

    Lo que no quiere decir que no me haya gustado la entrada, que me ha resultado muy curiosa.

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    He descubierto tu blog en las sugerencias de reader, y vaya sitio interesante!

    Añadido a reader...

    Besets

    ResponderEliminar
  8. excelente pagina, me gusta muchisimo siempre encuentro una excelente informacion. saludos

    ResponderEliminar