Se le conoce comúnmente como «fenómeno de los tres soles» (en inglés, sundogs). En realidad se trata de un fenómeno atmosférico llamado parhelio y ofrece una asombrosa visión por triplicado de nuestro astro.
Nice morning halo
Imagen: Flickr.

A finales de 2012, tres soles en el cielo de Shanghái parecían anunciar el apocalipsis para los chinos más supersticiosos. El singular fenómeno se producía, además, pocos días antes de que, según las erróneas interpretaciones del calendario maya, el mundo tocaba irremediablemente su fin. Es por tanto, casi, casi, casi entendible, que la preocupación se extendiese rápidamente entre aquellos más agoreros. Y esta ingenua reacción no pertenece en particular a unos pocos chinos a la espera de un cataclismo, no os creáis; se repite entre los observadores menos informados allá donde el fenómeno se reproduce.

El caso es que puede admitirse que una imagen como la que abre este post parece más una estampa surgida de una película de ciencia-ficción que una escena real. Sin embargo, aunque poco común, esta extraña visión tiene lugar de manera mucho más habitual de lo que pueda parecer. Se conoce comúnmente como «fenómeno de los tres soles» (en inglés, «sundogs») y, dependiendo de en que latitud vivas, es probable que ya la hayas visto más de una vez. En realidad se trata de un fenómeno atmosférico bien conocido llamado parhelio que nos regala una asombrosa visión por triplicado de nuestro astro. [No te pierdas el fénomeno en time-lapse en el siguiente vídeo].

Sundogs Time Lapse in North Dakota - Youtube

El efecto se produce cuando nubes altas, normalmente cirros densos situados por encima de los 6.000 metros, se superponen delante del Sol. Estas nubes, al contener cristales de hielo —recordemos que el fenómeno se produce casi en exclusiva en altas latitudes—, actúan como diminutos prismas, refractando los rayos del Sol y formando así los parhelios. Estos se ven entonces como si fueran uno o más soles tras las nubes, aunque menos brillantes y más pequeños que el Sol real, o simplemente aparecen como pequeños segmentos de arco iris. Pero no se deben confundir con éste, pues los parhelios se manifiestan siempre junto al Sol, mientras que el arco iris aparece siempre en el lado del cielo opuesto al Sol.

Parhelio en Compostela / Sun Dog in Compostela
Parhelio en Santiago de Compostela. Flickr.
December Halo
Imagen: Flickr.

Fargo Sundogs 2 18 09.jpg


El fenómeno suele durar apenas unos minutos, hasta que el astro desaparece en el horizonte —aunque pueden durar horas— y no siempre se ven los dos parhelios; en muchas ocasiones se forma solamente uno, al haber cirros en un sólo lado del Sol. Y sí, son muy parecidos a los halos (de hecho pueden y suelen suceder al mismo tiempo), y se manifiestan siempre a alrededor de 22º a la izquierda y/o derecha del Sol debido al ángulo con que son refractados los rayos luminosos.

Bonus: Doble Parhelio en Canadá.
Fuentes: astrocantabria, timeanddate.

Deja tu comentario:

1 comentarios: