La favela de Morro da Providencia, en Rio de Janeiro, es famosa por el trabajo artístico del fotógrafo francés JR, que se define a sí mismo como un "artivista" -mezcla de artista y activista-. Su obra consistió en revestir las fachadas de las viviendas, que se amontonan en las colinas de la favela, con gigantescas fotos en blanco y negro de ojos y rostros de mujeres.

La favela de Morro da Providencia, una de las más peligrosas de la ciudad de Rio de Janeiro, es desde hace algunas semanas famosa, además de por su violencia, por el trabajo artístico del fotógrafo francés JR, que se define a sí mismo como un "artivista" -mezcla de artista y activista-.
Su obra consistió en revestir las fachadas de las viviendas, que se amontonan en las colinas de la favela, con gigantescas fotos en blanco y negro de ojos y rostros de mujeres.


En la distancia el efecto es impresionante, ya que los ojos de esas mujeres (habitantes de la favela) se destacan en las laderas y las miradas parecen fijas en quien pasa por la Avenida Brasil, una de las principales arterias de Rio de Janeiro. Es la favela observando a la ciudad.


JR y su equipo pasaron casi un mes en la favela. Armado con una lente de 28mm, hizo fotos de una treintena de mujeres voluntarias, y luego escogió las casas donde las fotos serían colocadas con ayuda de escaladores brasileños.
Por desgracia se trata una exposición efímera. La lluvia ya ha destruido la mayoría de los carteles. Pero es justamente eso lo que le da significado. Con esta exposición ha querido rendir homenaje a las mujeres, quienes ocupan un rol esencial en esas comunidades pobres y además son también las primeras víctimas de la violencia.

Para el fotógrafo francés, las calles son una galería de arte universal y las ciudades un verdadero escenario. Antes de Morro da Providencia sus obras de arte ya habían invadido Londres, Berlín, París, Monrovia, Nueva York o Cartagena, entre otras. Una obra con un siempre marcado mensaje social.









Una de sus acciones más espectaculares -él mismo se refiere a ella como la mayor exposición ilegal de fotografías de la historia- la realizó en marzo de 2007 en el muro que separa Israel de Cisjordania. Tuvo tiempo de completar su trabajo antes de que las amenazas de expulsión por parte de la policía palestina se hicieran efectivas. Le fue prohibida la entrada en Hebrón durante 15 días. "Nada comparado con todo lo que pegamos a ambos lados del muro", aseguró posteriormente.
La idea era simple: sacar fotos de palestinos e israelíes que desempeñen los mismos trabajos y mostrarlas en formato gigante, "cara a cara", sobre el muro que les separa.



Si te interesa, puedes obtener mucha más información a través de la página de JR en artsy.

Post A Comment:

15 comentarios:

  1. Que pena que duren tan poco.

    ResponderEliminar
  2. Pero como pintaba, con pinturas a pincel o brocha?
    Lo digo porque no creo que pintase eso el solo. Y menos en las fabelas......donde perderia el culo de deprisa que tendria que ir.

    ResponderEliminar
  3. Son fotografías, no pinturas. Las agranda y las pega en las paredes. Algo así como los carteles de los circos cuando llegan a la ciudad. Aquí lo tienes en plena faena.

    ResponderEliminar
  4. Ah, se me olvidaba. Para lo de la favela contó con la aprobación de autoridades, habitantes e incluso mafias de la zona. Lo primero la seguridad :)

    ResponderEliminar
  5. una pelotudez importante

    ResponderEliminar
  6. Pues la imagen de la escalera también tiene trabajo...

    ResponderEliminar
  7. Contó con la aprobación de la gente de las favelas pero ¿algo les tuvo que dar a cambio no? Porque es difícil pensar que con la pobreza que hay le dejen hacer eso por amor al arte..

    ResponderEliminar
  8. Silvia, les dijeron:
    "no sus preocupeis, que vendran muchos turistas a ver mi obra y a esos si que les podeis robar"

    David, osea que es papel de pegar, vaya desilusión...no me extraña que no duran nada las obras....aunque en mi pueblo hay un cartel con un VOTA PSOE de Felipe Gonzalez en un edificio desde hace 20 años y ahí esta el Felipe, en tonos sepia, pero mira :D

    ResponderEliminar
  9. Hola! he descubierto tu magnífico blog y no puedo menos que felictarte por esta labor divulgativa que realizas. Me ha encantado y seguiré visitándote, así que para tenerte certa pondré un enlace en mi blog. Felicidades!!

    Un saludo
    JOSE

    ResponderEliminar
  10. @Silvia, hasta donde yo sé no han recibido nada a cambio, al menos económicamente hablando. Lo que sí han obtenido es notoriedad y llamar la atención un poco hacia sus problemas. Bueno, es algo.

    @NaN, ese cartel de Felipe González es cuanto menos inquietante, vamos a tener que llamar a Iker Jiménez ;)

    @Jose eres muy amable, con lectores así da gusto :D

    ResponderEliminar
  11. El término "artivista" debería reflejarlo la RAE en su diccionario.

    Y sobre la obra de JR, me parece mucho más interesante que muchos de los graffitis que pueden "disfrutarse" en los muros de nuestras ciudades. Saludos,

    ResponderEliminar
  12. Asombrosas las imágenes, coincido con Max, más interesantes que muchos grafittis.
    Las de la fabela en Rio, son de auténtico lujo.
    Me gusta el trabajo de este activista francés.

    ResponderEliminar
  13. Son unas fotografías muy bellas.

    ResponderEliminar
  14. guaaaaaa que buenas !!! super geniales y quiebra con todo lo establecido...un artista

    ResponderEliminar
  15. me gusta...........mas alla de los intereses personales que puedan estar presentes, es un trabajo de muchos dias............. no es facil........ y el mensaje social esta latente totalmente

    ResponderEliminar