El buque MV Americana, de la compañía noruega Ivaran Lines, introdujo un nuevo concepto en el transporte marítimo de pasajeros. A simple vista se podía intuir que se trataba de un carguero portacontenedores normal y corriente. Y efectivamente, a tal menester se dedicaban 4/5 partes de su superficie, pero el resto estaba destinado al disfrute turístico como crucero de placer.

Terminado en un astillero de Corea del Sur en 1988, el MV Americana de la compañía noruega Ivaran Lines introdujo un nuevo concepto en el transporte marítimo de pasajeros. A simple vista se podía intuir que se trataba de un carguero portacontenedores normal y corriente. Y efectivamente, a tal menester se dedicaban 4/5 partes de su superficie, pero el resto estaba destinado al disfrute turístico como crucero de placer. Comenzó haciendo la ruta entre EEUU y varios países sudamericanos, uniendo Nueva York con varias ciudades brasileñas, Montevideo y Buenos Aires.


El alojamiento para pasajeros, construido en la popa, era de nivel más bien alto, tenía capacidad para 88 personas distribuidas en 52 camarotes. Los pasajeros eran en su mayoría jubilados norteamericanos, aunque no era inusual tener australianos y sudamericanos a bordo. El capitán y los oficiales eran noruegos y la mayor parte de la tripulación procedía de países de América del Sur.

Desgraciadamente para la Ivaran Lines el concepto de crucero carguero no triunfó. Gran parte de los camarotes iban vacíos, y lo habitual era que el número de pasajeros en cada travesía estuviese entre los 25 y 40, muy lejos de su capacidad máxima. La idea original de la compañía noruega de construir una flota de buques similares pronto tuvo que ser descartada.







Pronto se hizo evidente también, que su capacidad de contenedores era demasiado pequeña para el comercio de las largas rutas a las que se dedicaba por lo que se tuvo que mudar al puerto de Nueva Orleans y pasar a realizar un circuito por el Caribe como buque feeder. Continuó llevando pasajeros, ahora por el Caribe y con un éxito similar, hasta el 21 de Mayo de 1999. Actualmente pertenece a una empresa surcoreana que cambió su nombre por el de Golden Trade y se destina únicamente a transporte de mercancías. Eso sí, su actual tripulación es la única con camarotes de lujo, jacuzzi y piscina.

Fuente: worldshipny.com.

Post A Comment:

5 comentarios:

  1. Jaja mira vos como cambiaron las cosas. Y sí, muchas veces no se llegan a alcanzar las expectativas en cuanto a pasajeros. Los cruceros son algo caro y que no es muy común entre la gente. Pero la idea de utilizarlos como carga por lo menos pudo salvar los trabajos y empleos que el buque proporcionaba y darle a la tripulación un viaje más placentero. Yo sé que hoy en día todos los Cruceros desde Buenos Aires tienen principalemente fines turísticos y aportan mucho valor agregado con la calidez del servicio.
    Saludoss

    ResponderEliminar
  2. vivian mason mi suegra trabajo en ese hermoso barco fue una mujer muy feliz.. en las epocas del del 93/99.. quisiera saber de alguien mas que compartiera con ella esos grandes momentos.y publicara fotos o comentarios... gracias.

    ResponderEliminar
  3. busco a Cecilia Larrosa soris

    ResponderEliminar
  4. cecilia larrsa soris vive en la plata

    ResponderEliminar