La mina de Lopatino guarda los restos lo que fue un glorioso pasado durante la época soviética. Hoy, quizás recuerde más a un cementerio de elefantes, donde descansan los gigantes que en otro tiempo excavaban la roca.


Localizada cerca de la ciudad de Voskresensk (no muy lejos de Moscú), la zona ya era famosa por la gran cantidad de fósiles que allí se encontraban, sobretodo del periodo Jurásico, lo que hizo que su suelo fuese rico en fosfatos. Esto no pasó desapercibido para el gobierno comunista, que instaló allí una mina, que en aquellos momentos tuvo una gran actividad, pero fue cerrada parcialmente con el declive de la economía soviética.


Voskresensk, como ciudad, tiene una estructura peculiar: consiste en seis núcleos residenciales separados por áreas industriales y ríos. Es una ciudad pequeña llena de chimeneas grises. El aire está contaminado, pero se ha convertido en un lugar que atrae cada vez a más y más personas: curiosos a los que les gusta pasear entre viejas fábricas abandonadas, canteras y paisajes industriales.






En la actualidad, como si de enormes monstruos de hierro se tratara, los únicos guardianes de la mina son las destartaladas máquinas de prospección. Lo más parecido a dinosaurios que podrías encontrar allí.

Vía DarkRoastedBlend. Englishrussia.

Post A Comment:

1 comentarios:

  1. Mis opiñones son:La mina de Lopatino guarda los restos lo que fue un glorioso pasado durante la época soviética. Hoy, quizás recuerde más a un cementerio de elefantes.o/& ke eso ke muchos kuentan es ke sea un rumor :|

    ResponderEliminar