the parachute jump, coney island
Parachute Jump en mayo de 2007. Flickr.

Parachute Jump (en castellano; salto en paracaídas) es una estructura que formaba parte del parque de atracciones de Coney Island en Brooklyn, Nueva York. Con 76 metros de alto y 170 toneladas de peso, se le apodó como la «torre Eiffel de Brooklyn». Fue construido en 1939 con motivo de la feria mundial de Nueva York en al final de la cual, la familia Tilyou, propietaria del Coney Island's Steeplechase Amusement Park, lo adquirió por 150.000 dólares para instalarlo en su parque en 1941 y convertirlo en una atracción permanente.

Parachute Jump Coney Island
Vista del Parachute Jump, Coney Island, en los años 50. Fuente.

Era una atracción adelantada a su tiempo y única en el mundo. Disponía de doce paracaídas, cada uno de los cuales tenía cabida para dos personas. Los adultos pagaban 0.40 dólares, mientras que los niños podían saltar por un cuarto de dólar [Vídeo] [Vídeo II].

Los «pasajeros» eran asegurados a su sitio mediante cinturones de seguridad e izados hasta lo alto con el paracaídas abierto, donde, tras unos segundos, un mecanismo los dejaba caer. El lento descenso se producía únicamente por la acción del paracaídas y duraba unos 15 segundos. Por seguridad existía un cable de acero que unía el paracaídas a lo alto de la estructura, y otra serie de cables guía que aseguraban el aterrizaje en el lugar indicado. Un suelo especial —apoyado sobre un gran número de muelles proporcionaba un aterrizaje suave. Cada paracaídas necesitaba de tres operadores de cable lo que encarecía mucho su operación y mantenimiento.

Durante las casi tres décadas de funcionamiento la atracción se erigió en un icono del parque, pero debido al declive económico de Coney Island, la familia Tilyou se vio forzada a vender el Steeplechase Park al empresario Fred Trump en 1965. La idea de Trump era la de construir apartmentos en el solar del parque pero fue incapaz de obtener los permisos.  Mientras tanto, subarrendó las atracciones del parque a pequeñas concesionarias que operaron el Parachute Jump hasta 1968 cuando, finalmente, y debido a su baja rentabilidad, se decidió clausurarla. . En 1969, la ciudad de Nueva York adquirió Steeplechase Park y dos años después en 1971, y sin saber muy bien que hacer con ella, puso en venta la estructura de acero de 170 toneladas con la amenaza de demolerla de no encontrar comprador.

NYC April 1980 pic203
Abril de 1980. Flickr.

La Cámara de Comercio de Coney Island y la Gravesend Historical Society se propusieron salvar la estructura, y en julio de 1977, fue designada hito oficial por la Comisión para la Preservación de Monumentos Históricos de Nueva York. Sin embargo, en octubre de ese mismo año, la Junta de estimación, dudando de la integridad estructural del Parachute Jump, rescindió su condición de monumento histórico. No sería hasta 1980 cuando finalmente entraría en el Registro Nacional de Lugares Históricos.

A pesar de ello, desde su cierre, la estructura fue deteriorándose debido a falta de mantenimiento y la exposición a los elementos. En el año 2003 la se tomó la decisión de restaurarla completamente aunque sin la función recreativa que ofrecía antaño y tres años después se instaló un complejo sistema de iluminación [Vídeo] para ofrecer, desde entonces, un fascinante espectáculo nocturno lleno de color. Hoy es el único vestigio original del Steeplechase Park.

Fuente: nycgovparks.

Post A Comment:

0 comentarios: